La semana está tocando a su fin; bueno, la laboral. La media mañana del viernes casi que ha concluido…

La semana está tocando a su fin; bueno, la laboral. La media mañana del viernes casi que ha concluido y está a punto de dar el testigo a la mejor hora de la semana: la de la cerveza fraternal/laboral. Ya es viernes y el sonido que produce una cerveza cuando la apoyas en la mesa tras succionar media jarra, con bigote espumoso incluido, lleva zumbando en tu cabeza desde las 10.00 am.

Te hablan en el trabajo y eres Homer Simpson: por tu mente sólo corretean ninfas desnudas con cervezas en mano. Estás más nervioso que cuando eras pequeño y no podías dormir el día previo a una excursión. Aunque el viaje fuera a ver el aeropuerto y después el Tívoli. Nervios siempre había.

Este viernes, como todos, obviamente, es especial. Hay otro puente en Madrid, ¿otro? Sí, otro. Ya lo afrontas con la misma ilusión con la que te sientas con 19 años en los regazos de un paje real a contarle qué quieres por Reyes (¿?).

Al lío, hemos bajado los de siempre a tomarnos por fin esa caña que nos otorgué el poder necesario para superar el castigo que nos ha impuesto Ishkur, el dios mesopotámico de la lluvia. ¡Coño, tío, que estamos en mayo! Danos un poco de respiro, que es viernes. Menos mal que hay bares con techos.

Este viernes, hemos elegido el bar de nuestro Javier Clemente gaélico. El muy cachondo ha puesto un cartel para tener un motivo por el que brindar: Despedida de la enmienda 18. El guasón ha hilado el fin de la Ley Seca con la llegada del viernes. Todo un crack. Tal ha sido el recibimiento que creo que de allí no nos echan ni los GEO. Hemos hecho un fuerte que ríete tú del Álamo.

La verdad es que se ha portado muy bien. A nuestra compañera Little Massiel, apelada así por su afición a beberse los charcos, le ha dejado beber en una pequeña cubitera que tenía sin uso. Ella, por supuesto, no se ha cortado un pelo y la ha empuñado con una fuerza inusitada para evitar que se la quiten o se caiga; a esta le pones a Excalibur, bañada en cualquier licor, y la saca sin pestañear. Los demás hemos optado por mantenernos con una modosita jarrita de 40 cl, con la que brindamos por que se vaya este mal tiempo y podamos disfrutar del puente vestidos de chulapos. Porque ya se sabe el dicho: San Isidro Labrador, si no te vistes de chulapo, se te caen las manos. ¡Feliz puente!

Anuncios

One thought on “La semana está tocando a su fin; bueno, la laboral. La media mañana del viernes casi que ha concluido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s